Trayectoria es estabilidad

En este mes resaltamos la fortaleza de la estabilidad en Bioquifar, siendo esta la evidencia a través del tiempo de todo lo que hemos logrado, y es gracias a esta posibilidad de mantener el equilibrio financiero, económico, laboral y organizacional, que hemos podio mantener un año más este sueño de ser una gran compañía farmacéutica.

Si revisamos la ruta de la estabilidad que ha tenido nuestra compañía, evidenciamos que ésta inició en el momento que se decidió fundar Bioquifar en 1992, donde a pesar de solo tener tres productos registrados y no tener planta de fabricación, ni oficinas propias, pudo iniciar maquilando los productos en otros laboratorios y con la comercialización de estos, poder en transcurso de dos años, registrar una empresa nueva “Labquifar”, aumentar el portafolio de productos a más líneas de medicamentos (cremas, multivitamínicos y analgésicos) y conseguir su primera sede administrativa que es donde actualmente se tienen las oficinas, financieras, contables, de comercio exterior, nómina, mercadeo y ventas, además de la bodega de despacho de todos nuestros productos.

En 1995 con la necesidad de fabricar sin intermediarios nuestros productos se logra adquirir las instalaciones de la planta farmacéutica Bristol Meyers , que fue remodelada durante tres años, para convertirse en la actual planta Gonher farmacéutica, consolidando así a Bioquifar como una empresa integral que con su propia planta de producción, por medio de la cual pudo ampliar el portafolio de productos que al día de hoy ya se cuenta con 78 marcas registradas, y 163 diferentes presentaciones de nuestros medicamentos, que junto con las 58 marcas de Labquifar, nos convierten en uno de los laboratorios nacionales que se ha conformado a pulso año tras año,  teniendo una cadena productiva completa en cuanto al almacenamiento y distribución de materias primas,  tres plantas farmacéuticas, planta de fabricación de plásticos, impresión litográfica de etiquetas, estuches y diseño de marca y un taller de mecanizado para reparar su propia maquinaria.

Todo este recorrido durante 31 años ha generado una gran satisfacción por la prosperidad y estabilidad que ha garantizado crecer en la industria farmacéutica nacional y proyectarnos a ser la multinacional que visionamos cada año.